Semifinales 2015: My Expansive Awareness + Domador + Kim fasticks. Las Armas, 14/5/15

El hombre del tiempo no mentía cuando dijo que las temperaturas iban a bajar de manera drástica, pero menos mal que nos quedaban Las Armas y el Ambar Z Music para darnos calor. La primera sesión de semifinales, además de permitirnos disfrutar de tres propuestas de gran valor, fue un preludio del altísimo nivel que nos vamos a encontrar a lo largo de toda la fase, y que culminará el 12 de junio en la gran final a tres bandas, compartiendo escenario con Flamin’ Groovies y Buzzcocks.

Los encargados de romper el hielo, tanto de la jornada como del concurso, fueron los muchachos (y muchacha) de My Expansive Awareness. Con su disco homónimo calentito bajo el brazo tras el hipnótico Uroboros EP, y después de triunfar en su gira por Alemania, con algún que otro sold out, la mini-tournée por Londres y su visita a tierras portuguesas, anoche, los que todavía no habíamos podido disfrutar de su puesta en directo quedamos más que satisfechos. La psicodelia con regusto sesentero ha dado su paso de gigante al siglo XXI, y el grupo suena como una herramienta perfectamente engranada. Sobre el escenario, y con respecto al álbum, las bases rítmicas toman una mayor presencia, y es un plus añadido que nos invitó ayer a sumergirnos de lleno en sus atmósferas sonoras.

Con Domador, y uno que escribe bien introducido en la treintena, cuesta no hacer salir algo de subjetividad. Nos hemos hecho mayores con ellos, recordando aquellos comienzos cuando alguien decía: “¡Toca Domador!” y siempre había otro preguntaba: “¿Domador o Volador?”. Hemos crecido con su música, hemos redescubierto el gin-tonic, nos hemos hecho “runners” al son de su música….son parte de nuestra propia BSO vital. No defraudaron en su directo, potencia contundente de guitarras y presencia y aplomo sobre el escenario, con momentos épicos y nucleares (“Acelerar, acelerar…”, ¡aceleraremos siempre!), que tuvo que luchar anoche contra el handicap de ser la única banda oscense, con la dificultad que eso supone para movilizar en día laborable a tu público de base.

Kim Fasticks dio el broche final a la velada, en una de esas propuestas valientes que de cuando en cuando nos encontramos en este Ambar Z Music. Con sus Sex & Death demos bien recientes (y que suenan realmente deliciosas, dicho sea de paso) como única carta de presentación, y subiendo a las tablas de Las Armas flanqueado únicamente con guitarra y mac, dió muestras de un sobrado talento escénico. Resulta difícil no caer en la tentación de la etiqueta “folk”, y buscar la cercanía al sonido de bandas como Vampire Weekend o Bon Iver, pero todo esto no tiene nada de malo, al contrario, ayer se demostró con solvencia que el público terminó la noche con ganas de más. No basta con seguir la tendencia, hay que hacerla propia, vivirla y mejorarla, y Kim Fasticks ha dado en el clavo.

Si las noches por venir van a estar repletas de la calidad de ésta pasada, el mejor consejo que se puede dar desde estas líneas es no perderse ni un ápice de lo que suceda en esta edición del Ambar Z Music. Quedan avisados.

Texto y fotos, popker