Second + Los Pedales. Sábado 21 de Mayo, Sala López

Veintiuno de Mayo del 2011, día de nervios, dudas y mucha reflexión, pero también día de sueños, ilusión y, ¿por qué no? Día de música. Así se presentaba la noche en la, ya mítica, Sala López. El motivo no era otro que la vuelta de Second a la ciudad, con nuevo disco, “Demasiado Soñadores”, bajo el brazo. Un título que refleja perfectamente los pensamientos de unos y de otros; de indignados, de activos y de pasivos reflejos.

Abrieron la noche Los Pedales, grupo que ha visitado Zaragoza en más de una ocasión presentando su primer disco, Nuevo Mundo. En formato acústico, acompañando alguna canción con los teclados, el grupo abulense descargó su particular folk con matices rockeros y hasta cercanos al pop en ocasiones. Presentaron alguna creación como Dejarme llevar y repasaron su primer trabajo: Razones comunes, Me vendiste…Un grupo en auge y que seguramente pronto estará en muchas listas de  Spotify (lo lógico sería en todas las radios pero ya ven, The times they are a-changin’).

Tras Los Pedales les tocaba el turno a Second, los murcianos se encuentran en un momento exquisito, han asentado su paso al castellano con letras épicas, muy trabajadas y en la onda del disco que les llevó al primer plano, Fracciones de un Segundo. Mañana es Domingo (nunca mejor dicho) abrió un show donde las guitarras generaban atmósferas ideales para el lucimiento de la peculiar voz de José Ángel Frutos. Si bien el sonido no fue perfecto sí que dio muestra de la contundencia que adquiere el grupo en canciones como A las 10, Autodestructivos, Psicopático o Prototipo en las que el bajo, la batería y el sintetizador adquieren el protagonismo.

La sobresaliente Invisible fue la única aportación de su etapa anglosajona, esto no fue ninguna pega para el disfrute del personal, Second han recopilado una gran base de canciones destacables y pueden estar tranquilos de sus pasos. La audiencia mostró sus ganas en las canciones más coreadas: Muérdeme, Rincón Exquisito, N.A.D.A. o en la versión de Danza Invisible, Sin Aliento. Finalmente con Más Suerte y Rodamos se despidieron de una ciudad que en ocasiones te hace sentir orgulloso. Reflexionen, indígnense, griten, voten pero sobre todo sientan, que para eso hemos nacido humanos y demasiado soñadores.

 

Texto y fotos: Stabilito, D.