Hotel. Viernes 27 de mayo, La Ley Seca.

Hotel es, a día de hoy, una de las bandas de rock n’ roll con mejor directo de Aragón. Varios son los argumentos que hacen válido mi axioma. El más importante es que el sonido en directo de Hotel define a la perfección el discurso y las influencias que maneja la banda para crear su idiosincrasia. Y eso es dificilísimo. Es signo y seña de madurez, de templanza, de  acierto y de seguridad. Todos los grupos de rock del mundo buscan sin cesar la manera de proyectar en directo el sonido que ellos imaginan en sus cabezas y Hotel creo que lo han conseguido. Al menos así fue en su concierto del pasado viernes en La Ley Seca zaragozana. Una sala llena de gente en un día plagado de conciertos a lo largo y ancho de la ciudad, dato importante siempre.

Con un montón de amigos y fans arropando al grupo, una sala que parece hecha para ellos y un técnico de sonido –Alan Schenk- que los conoce a la perfección, Hotel solo podía salir triunfador en una noche como esta. Y eso es lo que hicieron, salir a escena con la convicción de que tenían todo a su favor. Armados con los mejores instrumentos y pedales que existen en el mercado, el sonido de la banda fue insuperable desde el minuto uno. Quizá faltó algo de claridad en la voz, resultado probablemente del alto volumen de las guitarras. Pero en ningún momento fue demasiado: era el justo y necesario para que las letras de Jesús Pérez asomaran por encima de semejante tormenta eléctrica. Una tormenta buscada a conciencia y que tiene en Jaime Lasaosa su artífice principal. Lo he dicho en alguna ocasión y ahora me reitero: Jaime es el mejor guitarrista de rock de Zaragoza. Su dominio de las seis cuerdas sumado a su experiencia y a su colección insuperable de guitarras y pedales, hacen de él uno de los mayores exponentes de esta ciudad. Otra pieza fundamental dentro del puzle sonoro de Hotel es la base rítmica, con el batería Héctor Salvador actuando como músico polivalente creando el ritmo, haciendo coros, cantando voz principal en alguna versión y ejerciendo de eje entre público y banda.

Desgranaron por completo su último E.P. “Mujer Satélite” y tocaron también casi todas las canciones de su primer trabajo “La Suite de Marc Star”. Al escuchar en un mismo show estas canciones entrelazadas, se percibe un claro avance compositivo entre las antiguas y las recientes. Las melodías están más claras en temas como “Lo que dicen por ahí” o “Tres lados”, sin embargo canciones como “Problemas de amor y rock n’ roll” quedan ya algo difusas dentro del repertorio del grupo.

Esperemos que sigan haciendo muchos más discos y que su sonido en directo no pierda ni un ápice de la fuerza y la potencia que hace de Hotel una de las bandas más adecuadas para mantener el rock n’ roll setentero en boga dentro de este país.

 

Texto y fotos: Alejandro Elías