Crónica: 4ª Semifinal del Concurso. The Shimm + Maybe Boom. CMA Las Armas.17/4/2013

Vaya, el jurado del Concurso Ambar Z Music recuenta los votos mucho más rápido de lo que yo ordeno mis ideas y le doy a la tecla, así que no será ninguna sorpresa si escribo que Maybe Boom ofrecieron un concierto explosivo y que ya se han colado en la final que se celebrará el próximo 28 de junio. La cita será en el Anfiteatro de la Expo y les acompañarán Slick, The Bronsons y, como artista invitado, Los Coronas. Pero vayamos por partes, rebobinemos hasta el miércoles pasado por la noche.

The Shimm ya son todo unos expertos en esto de los concursos: llegaron a la final de este mismo concurso hace un par de años (quedaron terceros) y se proclamaron ganadores del II Concurso de Canciones de Aragón Musical Radio. Lo suyo es el pop melodioso deudor del sonido anglosajón, muy de los 80 sobre todo, y lo han plasmado en su último disco, “Overlap”. Aunque en esta ocasión no han pasado de ronda, su concierto ha sido uno de los más completos que han ofrecido. Cosas de estos eventos… Eyeball y los suyos se mostraron más seguros que nunca en el escenario y la inclusión de una teclista en la formación les ha sentado muy bien. No pasa nada, tienen futuro y siempre será bien recibido volver a escuchar “Here I go again” o “Weighing me down”.

Y ahora volvamos con Maybe Boom. El concierto que ofrecieron en el Centro Artístico y Musical Las Armas era el primero con público, aunque sus miembros están lejos de ser unos novatos, al contrario. The Faith Keepers, Sultans, Delirium Tremens, Decalles… son solo algunos de los grupos por los que han prestado o prestan sus servicios algunos de los músicos. Su nuevo proyecto es puro rock, despojado de cualquier artificio innecesario, apelando al ritmo primigenio, directo a la cabeza y al corazón. No dieron tregua. Las canciones no necesitan más de tres minutos para conectar con el subconsciente salvaje del público. Lo mejor es que el rock sucio y con pocos adornos está volviendo a escena, con gente como The Black Keys o Japandroids, (¿realmente algún día se fue?) y la coyuntura puede estar de su parte.

Texto y fotos, Jaime Oriz